El precio de la luz y la derogación del impuesto al sol han favorecido que cada vez sean más los consumidores que apuesten por la energía limpia y gratuita del sol. En este artículo te explicamos cómo ahorrar en tus facturas gracias a la energía solar y cuál es la tarifa ideal para autoconsumidores.

¿Cómo contratar la luz barata?

Durante el último año el precio del kWh (kilovatio por hora) ha subido hasta un 25% con respecto al mismo periodo del año pasado. Según la asociación de consumidores Facua, la factura de la luz se ha encarecido un 85% en los últimos 15 años. Y pese a la creación de una tarifa con un precio regulado por el Estado, la tarifa PVPC, esta sigue sometida a la especulación del mercado mayorista de electricidad, ya que tres grandes compañías eléctricas producen el 70% de la electricidad, mientras que representan el 80% de la compra. Son productoras, distribuidoras y comercializadoras al mismo tiempo, por lo que en las subastas se compran y se venden a ellas mismas.

Es por esta razón por la que cada vez son más consumidores que se han decantado por las alternativas renovables y por el consumo. Sin embargo, al contrario de lo que cree mucha gente, muchos autoconsumidores deben contratar la luz y conectarse a la red eléctrica si no poseen acumuladores o baterías, ya que al hacerse la noche las placas dejan de producir electricidad por la ausencia de luz solar. Si necesitas saber cómo contratar la luz de una forma sencilla puedes visitar el siguiente enlace donde te guiarán paso a paso: http://pueblosocial.es/contratar-luz/.

La tarifa ideal para autoconsumidores

De cualquier forma, los autoconsumidores salen igualmente ganando, ya que entre los tipos de tarifas eléctricas que se pueden conocer al comparar precios electricidad, es posible encontrar la tarifa ideal para los propietarios de placas solares. Se trata de la tarifa de discriminación horaria, la cual establece un precio distinto para el kWh dependiendo de la franja horaria del día. Durante la mañana y tarde se establece un periodo de horas punta, las horas más demandadas de la jornada, y como consecuencia de ello, las más costosas, y por la noche se entra en el periodo de horas valle, las horas más económicas del día.

En este punto está la clave, ya que los autoconsumidores no necesitan utilizar la red eléctrica durante las horas punta, mientras que las horas sin la energía solar son las más baratas del día. Por lo tanto su factura se reduce casi al mismo. Además, el ahorro de los autoconsumidores no solo resulta a la hora de comparar precios de electricidad, sino que gracias a la derogación del impuesto al sol y la introducción de la nueva normativa sobre autoconsumo de energía solar, pueden verter a la red eléctrica la energía sobrante producida con las placas y recibir a cambio un descuento en su factura equivalente a la cantidad de energía vertida. De modo que entre la energía solar gracias a las placas solares, la tarifa de discriminación horaria y la nueva legislación de autoconsumo, el ahorro en tu factura de luz es prácticamente total.

¿Quieres saber más sobre la nueva normativa de autoconsumo? Te invitamos a leer el siguiente artículo para que sigas aprendiendo sobre el tema.